Revista Estudios Socioterritoriales

Calendario

IGEHCS

Login
IDEFCH

Google Maps

GeoTools

2016-2018 Proyecto Lan

Last Updated: 02 May 2016 Hits: 753

Proyecto: “Territorio y Ciudades de Argentina, a inicios del siglo XXI

Directora: Dra. Diana Lan

Codirectora: Dra. Josefina Di Nucci

Integrantes: Dr. Santiago Linares,  Lic. Derlis Parserisas, Lic. Alejandro Migueltorena, Lic. María Lorena La Macchia,  Lic. Guillermo Schiaffino, Lic. Inés Rosso, Mgter. Heder Rocha, Tec. Mauro Ortmann

Estado actual del conocimiento sobre el tema:

Para pensar las ciudades argentinas a inicios del siglo XXI existe una interesante y variada literatura con reflexiones teóricas, con diversas propuestas metodológicas y con conocimientos empíricos muy destacados.

En nuestros proyectos anteriores se ha estudiado esta temática desde diferentes visiones y propuestas, aunque en este proyecto nos centraremos especialmente, en la relación intrínseca entre el territorio y las ciudades para poder comprender y reflexionar sobre distintas líneas de investigación que nos convocan alrededor del fenómeno urbano. Aunque también exploraremos una serie de transversalidades e intersecciones analíticas entre la espacialidad, la ciudad y el sujeto.

Partimos de considerar al período actual de globalización como un proceso, una condición y un tipo específico de proyecto político, que no se excluyen mutuamente (Harvey, D. 2004). Significa encontrar en nuestra geografía histórica reciente, el sentido de designar “una nueva fase de exactamente ese mismo proceso intrínseco de producción capitalista del espacio” (Harvey, D. 2004: 81). Consideramos, entonces, al proceso de globalización como un proceso de producción de desarrollo temporal y geográfico desigual, y no como un proceso omnipotente y homogenizador, expresión ésta, opresiva y restrictiva.

La globalización es un hecho consubstancial al propio capitalismo y al mismo mercado, que ha dado lugar históricamente a una corriente de flujos internacionales de mercancías, trabajo y capital. Sin embargo, el carácter internacional, mundial o global de este modo de producción no ha sido siempre el mismo adquiriendo nuevas dimensiones y características desconocidas. D. Harvey (2004) considera cuatro alteraciones o cambios que generan una nueva dinámica al período actual: la desregulación financiera, los profundos cambios tecnológicos y de innovaciones y mejoras de productos, el sistema de medios de transporte y de comunicaciones y el costo y el tiempo de transporte de mercaderías y personas. Observamos que existen variables que son determinantes del período actual y que vemos plasmadas en nuestras ciudades; ellas son, entre otras, la tecno-ciencia, la información, las finanzas, el consumo, las cuales dominan la vida social y el territorio como un todo. Tal como indica Silveira (2011: 2) estas variables son “productoras de las propias crisis, la coexistencia del crecimiento y desempleo, de la pobreza estructural y del auge del consumo; la permanente diferenciación interna de la economía hegemónica y al creciente banalización de sus productos en el resto de la sociedad; el aumento de la tecnificación y, al mismo tiempo, de los modos artesanales de producir; un robustecimientos del mercado interno y un mayor drenaje de recursos de los lugares; una más alta densidad de normas y, como corolario, más densidad de conflictos”.

Proponemos estudiar situaciones y problemáticas concretas en algunas ciudades argentinas que nos permitirán entender y estudiar esta relación dialéctica, intrínseca y explicativa entre el territorio y la ciudad.
En este sentido, creemos necesario considerar por un lado, cómo el territorio nacional, el territorio argentino fue usado en el pasado inmediato y cómo es usado hoy; es decir, considerar la formación socioespacial argentina que incluye reconocer la división territorial del trabajo y el proceso de urbanización como primer mirada teórica para entender los fenómenos urbanos que proponemos estudiar. Por otro lado, creemos necesario mirar la ciudad en sí misma, como se organiza, como se produce su medio construido,
cuáles son sus actividades económicas, que actores participan, qué lugar ocupa en la red urbana y en la división territorial de trabajo. 

Pensar desde el territorio hacia la ciudad y la ciudad para comprender el territorio no implica solo presentar un estudio respetando las escalas que tradicionalmente la Geografía ha tomado en consideración, sino, que invita a encontrar los nexos entre los procesos nacionales y las formas de ellos en las ciudades.

Introducirnos en el estudio del territorio argentino nos lleva a pensar cómo los sistemas de objetos, los sistemas de acciones y las normas que componen el espacio geográfico, presentan nuevas relaciones en un contexto de globalización y de neoliberalismo. Como indica M. Santos (1996: 16) “el territorio son formas, pero el territorio usado son objetos y acciones, sinónimo de espacio humano, espacio habitado”; la idea de uso del territorio permite reconocer las diferentes capacidades y posibilidades con que los actores sociales (como son las personas, las instituciones y las empresas), actúan según las posibilidades y obstáculos existentes. M. A. de Souza (2003: 18) en su reflexión sobre esta categoría de análisis, plantea que “el conocimiento del territorio se torna indispensable dado la importancia de los procesos de globalización fragmentación que se verifican en el mundo contemporáneo. El territorio, modernamente, no es entendido solo como límite político administrativo, sino también como espacio efectivamente usado por la sociedad y por las empresas... Todo pasa, pero los territorios, espacios efectivamente usados, permanecen”.
De esta manera, en la época actual el territorio argentino adquiere nuevos contenidos, conformándose sistemas de objetos, que pueden ser pensados como redes por su materialidad pero, también, por su acción coordinada. Se va definiendo el medio técnico-científico-informacional que se presenta a veces, homogéneo y otras veces, discontinuo (Santos, M. 1985, 1992). Este medio es así, condición y condicionante de las formas que adquiere el capital, ya sea como capital-dinero, capital-productivo y capital mercancía
(Harvey, D. 1982, 1990).

Afirmamos que la ciudad puede estudiarse “como un medio construido (una determinada materialidad, es decir, puntos, líneas y manchas contiguas o no) y como un gran mercado (un conjunto de actividades realizadas en cierto contexto y el sector de la población asociado por la actividad y el consumo)” (Silveira, M. L. 2004: 2). Para D. Harvey (1990: 238) el medio construido, “funciona como un vasto sistema de recursos creado por los seres humanos, que comprende valores de uso cristalizados en el paisaje físico, que se pueden utilizar para la producción, el intercambio y el consumo.

Desde el punto de vista de la producción, estos valores de uso pueden considerarse como precondiciones generales de la producción y como fuerzas directas dentro de ella”. En este sentido, también R. L. Corrêa (1993: 9) señala el papel que cumplen en la ciudad las “obras fijadas por los hombres, las formas espaciales, en la reproducción de las condiciones de producción y de las relaciones de producción”.

Este proyecto de investigación estudiará diferentes situaciones y problemáticas relacionadas al fenómeno urbano teniendo en consideración las relaciones explicativas entre las ciudades y el territorio como un todo, aunque también nos interesa la centralidad del sujeto como constructor de lo social. Exploramos una serie de transversalidades e intersecciones analíticas entre la espacialidad, la ciudad y el sujeto, teniendo en cuenta la relación entre lo inmaterial de la vida urbana y la materialidad de lo tangible.

Para ello el estudio se organiza en dos planos de análisis que estarán apoyados en ejes
estructurantes, a saber:
A) El plano de las relaciones explicativas del fenómeno urbano que aborda el territorio hacia la ciudad y la ciudad para comprender el territorio.
a.1 .Eje estructurante: Urbanización del territorio y economía de las ciudades (Diana Lan; Josefina Di Nucci; Derlis Parserisas y Guillermo Schiaffino)
a.2. Eje estructurante: Reestructuración urbana y desigualdades socioespaciales (Santiago Linares, Alejandro Migueltorena, Lorena La Macchia; Inés Rosso y Mauro Ortmann)
B) El plano de la comprensión de la ciudad y la vida urbana como un proceso de construcción socioespacial de los lugares por parte de los/as sujetos
b.1. Eje estructurante: Diversidad, territorio y género (Diana Lan y Heder Rocha)

 

Objetivo general:

  • Este proyecto de investigación estudiará diferentes situaciones y problemáticas relacionadas al fenómeno urbano teniendo en consideración las relaciones explicativas entre las ciudades y el territorio como un todo, sin descuidar la centralidad del sujeto como constructor de lo social, a partir de diferentes ejes estructurantes como la urbanización, la reestructuración urbana y la diversidad de género.

 

Objetivos Específicos(responden a cada una de los ejes estructurantes)

  • Comprender la coexistencia de divisiones territoriales del trabajo en ciudades argentinas a partir del circuito superior y del circuito inferior de la economía urbana. Diferenciados por sus grados de tecnología, capital y organización, esos circuitos permiten la producción de bienes y servicios para un mercado urbano y regional al mismo tiempo único y segmentado.
  • Entender las desigualdades socioespaciales a través del proceso de segregación socioespacial, que se manifiesta en el acceso a la vivienda, al transporte y en algunas problemáticas ambientales urbanas.
  • Analizar la producción del espacio como el choque permanente de la diversidad, donde las desigualdades de género refieren a construcciones socioculturales e históricas que transforman las diferencias sexuales en desigualdades jerárquicas que presuponen diversas formas de poder.